Estrellas

 

Ayer vi una estrella caer del cielo

la luna silenciosa en el río

olor a nardo adormecido

eran agua y Luna tu espejo.

Ayer vi un querubín por la orilla

desperezando sus alas en el río

enviaba versos del tiempo a Sevilla.

Ayer vi un alma errante entre piedras

timorato de perder la aurora de la gloría

que el olvido le haga sombra.

Ayer vi un niño sollozando

a un alba pura

gimiendo con tanta dulzura

que hasta la esperanza lloraba contemplando

que nacía del frío como Dios quiso.

Ayer me vi como a un niño

recordando alegrías pasadas

se olvidaron

con la llegada de la noche más amarga.

Anuncios