La vuelta

He despertado del letargo que me tenía sumido la misma vida; quizás mi propia vida ha sido la culpable. Y a´un intuyendo dicha ofrenta a los placeres que me da la luz de Sevilla, me dejé ir por ese desasosiego que tiene la corriente de un suspiro a punto de expirar. Y porque es cierto que este error de mi mismo me asombra de una forma extraordinaria, en algún punto muy alto de mi destino tan solitario y vagabundo, pienso enterrar mi ser, mi vida y mi nombre. No penséis que he nacido, sólo oled una leve fragancia de paso. No de mi alma, sino de ese eco resonante que te llega para anunciarte que un día pasé junto a ti y estuve llamándote.

Y vuelvo para que nuestros amores se empiecen a tocar en un perfecto ángulo; en una convergencia de destinos. Porque ya es hora de que se hablen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s