Salida nocturna

Anoche salí a buscarte entre aquellas esquinas por las que paseamos la pasada madrugada. Aquella noche fuiste mi flor y no quiero olvidarte. Por eso esquina a esquina tengo nostalgía y angustía a la vez pensando en tu huída. Miro con tristeza aquella rosa que se cayó en la esquina cuando te besé y allí, al otro lado de la fuente, observo la muesca que hice en la piedra con tu nombre; lo hice como un fantasma enamorado entre luceros del alba y al refugio del mundo que no me observaba. Y ahora, borracho, lloro con una pena dolida pensando en tu respiración mientras me susurraste que tu amor era de juventud, de locura, de olvido por otro amor que te hizo sufrir. Y, yo besándote, quise borrarte esos antiguos besos que te marcaron. Fuego que me respiraste y amor del que me hablaste fue el aire que respiré esa noche y hoy he salido desesperado a buscarte de nuevo. Me haces sufrir y quiero volver a verte; lo necesito. Porque aunque fuiste el beso de una sola noche, necesito saber si mi obstinación por ver tu sonrisa y oler tu respiración significa amor o que tengo que pedir a la vida una nueva oportunidad de juventud.
¿Dónde estás? Que causa ha hecho que hoy no estés junto a mi. Que sepas que hoy emborracharé el alma porque quiero engañar a mi soledad que me recalca que me has abandonado. No quiero ser un perro abandonado porque si al final debo ir con mi soledad, que sea, al menos, sabiendo que te he visto una vez más. Permíteme acercarme a tu boca, sentir el fuego de tus labios cuando me hablas de amor. De amor, sí, porque no puedo vivir sin ti. Aquí y allí, necesito podértelo decir.
Bailaré sobre la fuente un círculo de amor con una copa en la mano que brindará por nuestro amor. ¿Es que acaso no me oyes? ¿Es que no puedes volver a susurrarme amor? No me hagas rebajarme como un loco enamorado porque quiero que me veas como un respiro en tu día a día. Quiero,-¿no lo entiendes?- que montemos en la noche más oscura para dirigirnos allí donde nace el Sol; allí donde te pueda decir ¡Te quiero, amor! mientras te alumbre con una mañana de abril. Cruzaré el puente porque yo, sin ti, no podría existir. Hoy a todos les digo amor, un amor gaditano al que dije viento y vela, llevadme hasta su vera, porque cuando desembarque en la orilla más trianera, que sea a sus pies, con la torre al fondo y la Giralda aduanera.
Que nostalgia más plena ahora que he salido a buscarte y como sería esta locura de la soledad que me acompañaba, que me vi como un niño recordando miedos pasados cuando llegaba la noche más amarga. Sal, que quiero borrarte esos antiguos besos. Hoy ha pensado de nuevo en ti porque al salir he olido, que la primavera ya esta aquí.

Anuncios

Un comentario en “Salida nocturna

  1. Amor, curiosidad, pasión?. Aquella noche fuiste mi flor y no quiero olvidarte!!!!. Y ahora, borracho, lloro recordando que tu amor era de juventud, de locura, de olvido por otro amor que te hizo sufrir. Reacción de un hombre herido, orgulloso, poderoso?, intentaste borrar esos antiguos besos que la marcaron.¿ Dónde estas?. ¿ Es que acaso no me oyes? Está exigiendo, ordenando, ¿ es que no puedes volver a susurrarme amor?. De nuevo sale el hombre dolido?, y dice ” no me hagas rebajarme como un loco enamorado. Sal, que quiero borrarte esos antiguos besos. Difícil de admitir, de aceptar que otros labios los hubiesen rozado antes que los suyos!! Es realmente amor?.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s