El tiempo humano

Tras varios días donde las noticias originales abundan por su ausencia, nos bombardean sobre los efectos del cambio de hora que llega esta próxima madrugada. Estoy seguro de que el efecto que tendremos será simplemente dormir una hora más o despertarnos una hora antes; el resto son ganas de rellenar líneas vacuas de informativos. A veces, de todas estas boberías emergen bellos textos como este poema de Francisco de Césari en su alegato al sol como fuente de alegría y belleza sobre todas las cosas.

Yo te agradezco siempre Sol
Tu buena intención
Quieres ser una alegría
Pero hoy te echan. Ellos malditos son.
No abriré mañana mi ventana
No quiero que me veas triste
Tardarás en llegar
Lo sé, pero tengo mi pena.
No te sonreiré oscura maldad
Porque si lo hago tendrás compás
Vete cuanto antes oscuridad
Que quiero Sol para mi eternidad.
(FdC)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s