La Comisión

Leyendo el pasado día el relato “La gran coquiná” dentro del libro “El zafiro negro y otros relatos”, obra cómica donde los personajes intentan aprovecharse unos de los otros, recordé como la historia del personaje principal es, a gran escala, nuestra propia persona del día a día. No soy persona de buena memoria y eso quizás sea lo que contribuye a la felicidad que me he formado, salvaguardándome de tonterías contemporáneas y del perpetuo asombro de cuantas cosas alcanza mi vista cada vez más presbícica. La literatura es la expresión del progreso de un pueblo, y la palabra, ya sea escrita o hablada, es simplemente la representación de ese progreso, de esa palabra. Por eso, cuando mi gran amigo Luis Cernuda dijo aquello de “dime, alma, por qué tu voz se apaga” se refería, sin quererlo, a nuestra tristeza como persona que se da cuenta de cuanto nos toman el pelo algunos al utilizar el castellano. Me siento como si llevara una gola de linón cuando se cruza ante mis ojos la palabra “comisión”. Según Google, el resultado de esta palabra en el buscador da como resultado que podemos hallarla en 18.000.000 de documentos. Ya ven, como para preocuparnos por alguna comisión más en Andalucía. Total, seria la número 18.000.001. Y por decir, seguro que alguno piensa que se resolverá cuando antes se hayan resuelto las dieciocho millones de comisiones anteriores. Porque deben saber que según mis notas acerca de las pesquisas de esta palabra, estamos rodeados de comisiones; y alguna, seguro, le toca amigo lector. Comisiones parlamentarias, comisión europea, comisión bancaria, comisión del mercado de valores, comisión de investigación, comisión de garantías democráticas, etc. Señores, somos un apéndice de las comisiones. Sin ellas, no podemos levantarnos. Un periodista cree que el publico que merece la pena son sus suscriptores, un abogado que así serán sus clientes y un médico sus pacientes. Y el político cree que el público sabio y coherente será aquel que está de acuerdo con él en formar o no una comisión aunque está sea infinita en el tiempo y corta en información. Pero estoy seguro de que no existe un público unívoco e invariable. Existe tanto público como cada uno de nosotros, con nuestros éxitos y fracasos, con nuestros caracteres y rasgos. Las creaciones de comisiones son, en muchos casos, pretextos tapadores de fines particulares. Caigamos en el detalle. Analicemos, por tanto, cuando nos hablen de formar una comisión y después, con verdadero ímpetu campeador, concluyamos si es digna de lisonjear o de mover nuestros ijares con desparpajo por reírnos. No caigamos en los personajes de “La gran coquiná” que por algo alguien nos dio la virtud de razonar. No volvamos a escribir el texto de “Desilusión de la quimera” de Cernuda.

Anuncios

Un comentario en “La Comisión

  1. AUNQUE SE HAYA FORMADO UNA CURIOSA FELICIDAD SALVAGUARDÁNDOSE DE TONTERIAS CONTEMPORÁNEAS, OLVÍDESE DE LLEVAR UNA ” GOLA DE LINÓN O DE SEDA” AL CUELLO Y DE QUE LA PALABRA, YA SEA ESCRITA O HABLADA SEA LA REPRESENTACIÓN DEL PROGRESO. Y, EN PARTICULAR, NO LE ENTENDERÍA SU GRAN AMIGO LUÍS CERNUDA RECORDÁNDO UNAS LÍNEAS DE SU POEMA ” MUTABILIDAD”.
    LE PREOCUPA COMO SE UTILIZA EL IDIOMA ESPAÑOL O CASTELLANO, LA LENGUA OFICIAL DE ESPAÑA SEGÚN LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA, PERO, POR QUÉ NO SE PREGUNTA, SE CONOCE LA MISMA?. SI NO SE CONOCE NI SE DOMINA, EN EL CASO QUE NOS OCUPA, ” COMISIÓN”,: TIENE VARIOS USOS Y SIGNIFICADOS, PERO TENDRÍAMOS QUE COMENZAR POR SU ORIGEN, DEL LATÍN COMMISSIO, ACCIÓN DE COMETER( INCURRIR EN UNA FALTA), COMISIÓN DE UN DELITO; CONJUNTO DE PERSONAS QUE EJERCE CIERTAS COMPETENCIAS; COMISIÓN EUROPEA, UNO DE LOS ÓRGANOS MÁS IMPORTANTES DENTRO DE LA UNIÓN EUROPEA Y TERMINO, PARA NO HACER DE ESTO INTERMINABLE EN LO QUE ES UNA COMISIÓN ” COMUNICACIÓN QUE SE ESTABLECE ENTRE ÓRGANOS JURISDICCIONALES U OTRAS AUTORIDADES NO JUDICIALES PARA QUE PRACTIQUEN UNA DILIGENCIA”.
    NO ES NECESARIO VOLVER A ESCRIBIR ” DESILUSIÓN DE LA QUIMERA” DE CERNUDA, YA QUE DENTRO DE SU OBRA CUMBRE ” LA REALIDAD Y EL DESEO”, DEBEMOS LUCHAR PORQUE LA REALIDAD Y EL DESEO, SEAN OTROS, DEJÁNDO A UN LADO EL DESCONTENTO Y LA TRISTEZA.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s