Fallecimiento del ex-hermano mayor de la Hdad. de la Estrella D. Manuel Dominguez del Barco

Lo conocí cuando ejercía sus funciones como Hermano Mayor y su objetivo en la vida no era otro que La Estrella. Su Madre y su Virgen. Su Hermandad y su casa. Manuel Dominguez inicio en la hermandad un período donde uno de sus objetivos fue cuidar al hermano como pilar básico de una familia con siglos de historia. Tenía claro que todos pasamos de largo pero que perdura la hermandad. Huía de flores, medallas y palmaditas en la espalda. No eran pocos los días que tras su trabajo como profesional de la abogacía, se trasladaba con su moto hasta la calle San Jacinto para salir de la casa hermandad de noche y supongo que cansado.

Dominguez del Barco dejaba a un lado la leyenda de La Estrella como “La Valiente” porque quería que la Virgen de La Estrella fuese elegante, viva y enamorando allí por dónde pasaba. Y aunque parezca mentira, también sentía afecto por su parroquía y sus habitantes, la Iglesía de San Jacinto. Dominguez del Barco creía firmemente que la Hermandad necesitaba de nuevos aires que soplaran a favor del siglo XXI. Por eso, sabía que el crecimiento de los hermanos y una nueva casa hermandad eran dos grandes prioridades a corto plazo. Ese fue el encargo para su sucesor (uno de ellos).

Dimitió por motivos personales porque la Estrella te llama no sólo para que seas capitan del barco sino para que vuelvas a ser una marinero más que reme a favor de la hermandad. Y remar en la Hermandad de la Estrella no es remar en galeras sino en el más hermoso de los viajes que un cristiano puede dar, entre Sevilla y Triana, entre Triana y Sevilla, porque los viajes de La Estrella son de ida y vuelta, más jamás se Le ocurrirá abandonar Triana por mucho que le seduzcan las calles de Sevilla.

La palabra que más utilizaba Manuel Dominguez del Barco era “somos cristianos”. Esa será su carta de presentación cuando se tope con San Pedro aunque, a buen seguro, el santo no se pensará mucho si dejarlo entrar en el paraiso. La Estrella lo ha llamado hoy para que Manuel ofrezca su última chicotá desde Triana al Cielo. No sólo se nos van buenos costaleros y capataces sino hermanos mayores de Hermandades de Penitencia.

Miraba a la Estrella con una exquisita admiración. La vida, a veces, tan dura, te hace asirte a algo y a alguien. Manuel acertó de pleno.

Lo único que no le perdonaré (enviadia sana) es que a partir de ahora acompañará a su Virgen bajo el palio saludando a toda Sevilla cuando al pasar le digan “hay llega la Estrella, la Virgen más trianera”.

“El viento ceniciento

clama en la habitación

donde clamaba ella

ciñéndose a mi voz”

(Miguel Hernández)

DEP

 

 

 

Anuncios

Un comentario en “Fallecimiento del ex-hermano mayor de la Hdad. de la Estrella D. Manuel Dominguez del Barco

  1. Le conocimos en una Cuaresma gracias a un amigo común, descubrimos a un hombre sencillo, íntegro, alegre…hablamos de encontrarnos en Madrid para compartir unos días, no ha podido ser…lo tenemos pendiente Manolo…
    Descansa en paz y que el Señor de las Penas y la Virgen de la Estrella te acojan en el cielo.
    Elena y Juan

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s