Presentación En el Centro Mercantil e Industrial de Sevilla

El próximo 15 de junio en el Centro Cultural Mercantil  e Industrial de Sevilla y bajo el paraguas del Ateneo Popular de Sevilla, tendrá lugar la presentación de mi libro “El zafiro negro y otros relatos” a las 20h. Será presentado por mi buen amigo don Jesús Cotta. La entrada es libre hasta completar aforo.

Espero veros por allí

Presentación libro en Mercantil

Presentación en el salón del Mercantil de Sevilla. En la mesa, D. Jesús Cotta, D. Francisco de Asis Moya y el autor del libro
Presentación en el salón del Mercantil de Sevilla. En la mesa, D. Jesús Cotta, D. Francisco de Asis Moya y el autor del libro

Entrevista en el programa “Es la vida” de Canal Sur Radio

El pasado viernes 22 de mayo tuve el placer de compartir algunos minutos en el programa “Es la vida” de Canal Sur Radio con motivo de mi libro “El zafiro negro y otros relatos”. Os pasado el link. Una vez en la web, buscaís el programa del día 22 de mayo y adelantais al minuto 21 de programa.

Desde aquí también mi agradecimiento a los presentadores del programa Jesús y Vicky

Espero os guste

http://alacarta.canalsur.es/radio/programa/es-la-vida/89

 

Feria del libro de Sevilla @FLSevilla

Algunos tienen elevados índices de adrenalina cuando se cuelgan de una cuerda o escalan el Everest. Otros tienen elevados índices de testósterona cuando acuden al futbol cada ¿fin de semana?. Unos pocos quemamos neuronas al preguntarnos por dónde empezar cuando se tienen tantos libros a nuestro alcance.

Te invito a la Feria del libro de Sevilla 2015. Descubre lo apasionante. Déjate llevar por la letra. Siente la tinta que encumbró a Cervantes

ivitación Feria del Libro de Sevilla2015

Fallecimiento del ex-hermano mayor de la Hdad. de la Estrella D. Manuel Dominguez del Barco

Lo conocí cuando ejercía sus funciones como Hermano Mayor y su objetivo en la vida no era otro que La Estrella. Su Madre y su Virgen. Su Hermandad y su casa. Manuel Dominguez inicio en la hermandad un período donde uno de sus objetivos fue cuidar al hermano como pilar básico de una familia con siglos de historia. Tenía claro que todos pasamos de largo pero que perdura la hermandad. Huía de flores, medallas y palmaditas en la espalda. No eran pocos los días que tras su trabajo como profesional de la abogacía, se trasladaba con su moto hasta la calle San Jacinto para salir de la casa hermandad de noche y supongo que cansado.

Dominguez del Barco dejaba a un lado la leyenda de La Estrella como “La Valiente” porque quería que la Virgen de La Estrella fuese elegante, viva y enamorando allí por dónde pasaba. Y aunque parezca mentira, también sentía afecto por su parroquía y sus habitantes, la Iglesía de San Jacinto. Dominguez del Barco creía firmemente que la Hermandad necesitaba de nuevos aires que soplaran a favor del siglo XXI. Por eso, sabía que el crecimiento de los hermanos y una nueva casa hermandad eran dos grandes prioridades a corto plazo. Ese fue el encargo para su sucesor (uno de ellos).

Dimitió por motivos personales porque la Estrella te llama no sólo para que seas capitan del barco sino para que vuelvas a ser una marinero más que reme a favor de la hermandad. Y remar en la Hermandad de la Estrella no es remar en galeras sino en el más hermoso de los viajes que un cristiano puede dar, entre Sevilla y Triana, entre Triana y Sevilla, porque los viajes de La Estrella son de ida y vuelta, más jamás se Le ocurrirá abandonar Triana por mucho que le seduzcan las calles de Sevilla.

La palabra que más utilizaba Manuel Dominguez del Barco era “somos cristianos”. Esa será su carta de presentación cuando se tope con San Pedro aunque, a buen seguro, el santo no se pensará mucho si dejarlo entrar en el paraiso. La Estrella lo ha llamado hoy para que Manuel ofrezca su última chicotá desde Triana al Cielo. No sólo se nos van buenos costaleros y capataces sino hermanos mayores de Hermandades de Penitencia.

Miraba a la Estrella con una exquisita admiración. La vida, a veces, tan dura, te hace asirte a algo y a alguien. Manuel acertó de pleno.

Lo único que no le perdonaré (enviadia sana) es que a partir de ahora acompañará a su Virgen bajo el palio saludando a toda Sevilla cuando al pasar le digan “hay llega la Estrella, la Virgen más trianera”.

“El viento ceniciento

clama en la habitación

donde clamaba ella

ciñéndose a mi voz”

(Miguel Hernández)

DEP

 

 

 

Día de la madre

Hoy es el día de todas aquellas mujeres que un día decidieron parir a otro ser. A un ser que llevase su propia angre. A un ser que pudiera enseñar las virtudes de la vida. A un ser que pudiera dar cariño como a si misma. A un ser que reconociera lo maravilloso de la vida. A un ser que supiera exclamar su amor a través de un beso. A un ser que supiera llorar tras un abrazo. A un ser que dijera “te quiero” con su mirada. A un ser que sintiera que madre no hay más que una. A un ser que sintiera compasión por los suyos. A un ser que riera ante las adversidades. A un ser que la protegiera. A un ser que le acariciara cada mañana. A un ser que deseara soñar con ella cada noche. A un ser que le regalara un flor cada domingo. A un ser que gimiera cuando notara la soledad. A un ser que agotara su saliva infantil al comerla a besos. A un ser que diera las gracias a Dios cada mañana por tener esa madre. A un ser que le dibujara cada día en el colegio. A un ser que quisiera dormitar sobre sus rodillas. A un ser que le hablara con la mirada. A un ser en el que pudiera confiar. A un ser que le pidiera ayuda aún cuando tuviera cincuenta años. A un ser que le escribiera en la arena de la playa “te quiero”. A un ser que calmara sus sollozos con sus manos. A un ser que llevara con orgullo su apellido. A un ser que le nutriera de vida. A un ser que soplara por ella sus años de vida. A un ser que fuese poeta de sus sentidos. A un ser que fuese querido por todos. A un ser que creciera con el día.

Yo la tuve aunque este año no está. No importa, quizás ella ya lo sabe. Alli, lejos…no sé donde estará pero a buen seguro que dió por bien hecho lo que parió y no me dejará.

Felicidades a todas las madres. Y si no lo eres, también. Porque ser mujer es, en definitiva, la posibilidad de ser creadora de otro ser.