Sevillano contra Sevillano

Podríamos decir que sevillano es toda persona que vive en Sevilla ciudad; da igual que haya nacido o no en esta ciudad. Pero esta definición me lleva aún más allá. Y es al comportamiento de algunos durante la madrugada del Jueves Santos, cuando Sevilla se hace luz en plena noche suspirando azahares en cada esquina, y que empañan la noche con actos de gamberrismo originando peleas y carreras. Parece mentira como lo que ha construido el sevillano durante 500 años en su Semana Santa, sean algunos de estos mismos los que por su falta de educación, lealtad a la ciudad a la que viven y respeto por los demás sean capaces de querer enturbiar una de las fiestas más maravillosas de esta ciudad y pretendan acabar con ella; no digo del mundo por no caer en el ego de otros.

Mano dura contra quienes se amparan en la bebida para estropear esa noche, mano dura contra el gamberro que pretende pasear esa noche para editar bromas de muy mal gusto, mano dura al libertinaje de muchos padres que se amparan y equiparan la noche del Jueves Santo a la noche del Fin de Año. Mano dura, en definitva, para todos aquellos que desean estropear el sentido religioso de ese día porque han de saber que por Sevilla desfilan obras de arte del siglo XV hechas a base de gubia y martillo y no con ordenadores 3D ni moldes de fibra de vidrio. Lo dicho, inaceptable que sean los propios de aquí los que quieran estropear algo que a esta ciudad no sólo le reporta miles de euros en benefícios turísticos de gente que viene de todo el planeta para verlo, cristiano y no cristiano, sino que es una de sus señas de identidad más significativas.

Y se agradece que el actual consistorio sevillano y todo el Cuerpo de Fuerzas de Seguridad del Estado se afanen año tras año en realizar la mejora contínua contra estos hechos asilados, sí, pero molestos. A ellos le doy carta blanca sin tapujos y por el bien de mi ciudad. Mientras vea a un turista preocupado por estos gamberros ineptos, más apoyo le daré a los que desde sus cargos harán más por remediar la situación.

A estos bobos gamberros con estómago hecho a base de disoluciones alcohólicas habría que decirles al oído antes de que salgan de sus casas dispuestos a convertir Sevilla en su patio particular estos versos de Adolfo Castaño

Mujer, no salgas esta noche.

El viento enfría los deseos.

Sujeta tu codicia hasta mañana.

Bájate las sayas. Quédate en casa.

Cierra la puerta. Duerme.

pasion

Anuncios

4 comentarios en “Sevillano contra Sevillano

  1. No movería ni una coma de lo que comentas del Jueves Santo, solamente añadiría que no te quedes sólo en ese día. Es de vergüenza como los propios sevillanos dejamos nuestras calles al paso de las cofradías.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s