Parto con final feliz

Nace en la plataforma Facebook “Al Puro Levante”

Os animo a ver allí todas las noticias culturales

Anuncios

El sueño de un niño

Sueños de niñez

..Y cuando veo esa luz que viene hacía mí, no sé si son recuerdos de una niñez que voltean mi memoria de forma abrupta o de aquella abuela que en su regazo me dormía y que viene a prevenirme del cerco actual. Estrujado sobre sus pechos, balanceaba nuestros cuerpos al son de aquella mecedora de enea que crujía como dando las horas del dormir, del soñar en la nada y de nadar en la tranquilidad de ese ser inocente al que nada ni nadie atacaría. Y esto quiere él, ahora, mientras al acostarse reconoce al día como el guerreo al que ha vencido pero que volverá seguro para intentar hacerle garrear de ese sueño de enea mientras la abuela le decía: “duérmete ya que estás conmigo sólo para soñar”. Esa es la vida adulta, el recuerdo dulce de un niño que en su niñez quiso ser algo que hoy no es y que si su abuela quisiera de nuevo hacerlo mecer no descansaría hasta que esa enea, desgastada y útil a la vez, le diera todo aquello qué, tan calido, ese niño aquel día soñó que quisiera ser. (autor: MMS Mario Muñoz-Seca)

(del libro “Entre tú y yo”)

Revista Clever&Ever. Entrevista

Está claro que los amigos estamos para ayudarnos aunque sea, a veces, a través de tirones de orejas. Y todavía me duele una de ellas tras el despiste por no haber incluido en mi blog la entrevista que me hicieron los profesionales de la revista Clever&Ever. Os dejo el enlace. Gracias a todos por estar ahí

http://www.clavereglermagazine.com/2015/02/entrevista-mario-j-garcia-munoz-seca.html

Felicidades amigo poeta

Hoy quiero felicitar a mi gran amigo poeta Jesus Cotta por su nuevo ensayo “Rosas de plomo”. Una obra que ha sido premiada con el Premio de Biografía Histórica Stella Maris y donde muestra la relación entre Federico García Lorca y José Antonio Primo de Rivera

http://www.elmundo.es/andalucia/2015/02/11/54db3e0ee2704ea7228b4577.html

A Jesús sólo le pido que sigamos enriqueciéndonos con nuestras charlas delante de un buen libro con la cultura como marcapáginas. Él, un loco de García Lorca; yo, un loco de Luis Cernuda.

Os dejo el enlace con la entrevista de Jesús en Libertad Digital:

http://tv.libertaddigital.com/videos/2015-02-20/entrevista-jesus-cotta-rosas-de-plomo-6049699.html

“Pues no basta el recuerdo,

cuando aún queda tiempo,…”

El verso a la vida

En unos días como los actuales donde, a veces, el exceso de información e imposiciones de nuestra sociedad nos impide ser lo que realmente soñamos y somos, la lectura de ciertos versos nos hace ver que debemos deshacernos de esa coraza de guerrero medieval cuando lleguemos a casa y estemos con los nuestros; o con uno mismo que tampoco se está nada mal.

Muchas veces se ha recitado a la vida, a sus excelencias e incluso a la melancolía cuando se piensa qué habría sido de uno si hubiese nacido en otro lugar o circunstancias. Parece que esto lo reflejó estupéndamente bien Luis Cernuda con estos versos que os muestro

Sobre la Tierra estoy

Déjame estar. sonrio

a todo el orbe; extraño

No le soy porque vivo.

———–

Existo, bien lo sé,

porque le transparenta

el mundo a mis sentidos

su amorosa presencia

La mejor forma de decir Te quiero

claramente, el mundo del amor y la amistad ha dado para muchos versos a lo largo de los años en la poesía mundial. Opiniones hay para todos los gustos y para gustos, como suele decirse, una paleta de colores. Aquí les dejo, para mi gusto, dos versos de Luis Cernuda donde ejemplifica la mejor y más corta manera posible para decirle al prójimo te necesito, te quiero y cuantas cosas más en ese sentido se nos ocurran

“..porque muero y no muero

vivo y no vivo…”

Verte para el mañana

La experiencia del afecto y del amor surgen cuando menos se lo espera uno. Será esta la razón por la que el hombre anónimo, el poeta que masca las palabras en la más infinita soledad, termina por definir en deseos lo que no tiene en su origen. Bendita clausura de los autores que saben parir textos que, al menos, alguién leerá. Aunque sea él mismo después de discutirlo con su propia soledad.

Te vi un día

y te quise.

El destino me llamó

no sé porqué…

sólo me tocó.

Te quise un día

y te vi.

Eso es hoy…

quizás mañana lo entienda

toda una vida en espera

que remedio queda.