Como un romance de Góngora

Aquí os dejo una poesía del autor sevillano Joaquín Romero Murube. Poeta con una pluma sentidamente dulce donde la lectura de su poesía te hace evocar la soledad plácida del lector en un rincón del parque de María Luisa o en la Plaza de San Lorenzo con lo vencejos poniendo música a sus letras, su amor por la ciudad de Sevilla le configura como uno de los grandes poetas sevillanos del siglo XX. Leer a Murube es beber Sevilla; la verdadera, la de historia milenaria que nos hace entender porqué el destino nos ha hecho llegar hasta aquí. Murió en el mismo año que nací. Quizás, así lo sueño, alguna esencia terrenal que dejó, podría llegarme aunque sólo fuera la milésima parte de la lágrima de un niño cuando no encuentra a su madre. Y como es de bien nacido ser agradecido os diré que estas letras me las ha mandado una persona muy especial para mi, una persona que hace de las letras un corazón, y del corazón un universo de sentimientos dónde uno puede reir, llorar y hasta soñar a diario sin cansarse. Una persona que sólo podría describir valiéndome de los materiales químicos de la literatura.

FALSETAS EN LA BAHIA

Anoche, con luz de luna

sin que nadie me escuchara,

dijo su canción más honda

mi soledad de guitarra.

Por el malecón subía

al filo de la muralla

un perfume de guajira

triste de Cuba y españa.

Y luego cante de Cádiz…

Hondura de madrugada

con estrellas en las voces

y el mar amargo en las almas

Los hombres tienen su pena

en intimidad cerrada,

pena de nardo y orgullo

con raíces ignoradas.

¿Y que te importa a tí

el color de mi desgracia ?.

Te enteras porque te enteras

por culpa de esta guitarra.

Entre salinares rosas

y jardinillos de agua

hay un camino camino

de San Fernando a Chiclana.

Tengo una mujer en Cádiz

y otra mujer en Triana.

Las dos de carne y de sueño

las dos se ven en el agua.

¿Qué dónde vivo en Sevilla ?

No tengo alcoba ni casas

Vivo en el barrio de espejos

que hace el río en Triana

Anuncios

Un comentario en “Como un romance de Góngora

  1. Coincido contigo en mi simpatía por Joaquín Romero Murube. Me habría encantado estar con él y con García Lorca los días en que este lo visitó en los Reales Alcázares. Gracias por el poema.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s