La crueldad humana por treinta malditos euros

Durante estos días hemos leído como una anciana de la ciudad de Valencia recibió una paliza para robarle treinta euros. El agresor o simplemente el salvaje de tal acción demuestra que el hombre es animal per se y qué, al igual que puede adaptarse a diferentes hábitos y estado del terreno en el que se halla, sigue siendo un animal racional aunque bien es cierto y a las muestras me remito, muchas veces más que irracional pues todavía no he visto un animal de la selva o del Serengueti que maltrate a uno de la manada más anciano que él.

Puede que la lectura sea lo que más falta a los animales racionales ya que tenemos la capacidad de pensar, pero puede también que el autor de la barbarie a esta anciana mujer haya malinterpretado los versos de Juan Van-Halen

“”…Nadie como este anciano

supo del despertar de esta fiera dormida..”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s